JUAN DE LOS MUERTOS

50 años después de la Revolución Cubana, una misteriosa infección convierte a sus habitantes en muertos vivientes sedientos de carne humana. Juan decide montar un negocio para sacar partido de la situación: Juan de los Muertos, «matamos a sus seres queridos»; así va eliminando a los infectados y comienza a hacer fortuna. Sin embargo, nadie sabe de dónde proviene la infección, ni mucho menos cómo acabar con ella, mientras tanto el gobierno cubano insiste en que Juan y sus amigos son disidentes pagados por los Estados Unidos para acabar con la Revolución.